201612.18
0
3

¿La incógnita de la edad de los documentos?

Generalmente, el estudio del papel aporta parte de datos de cierta importancia en la determinación de la antigüedad del documento. No obstante, el hallazgo de ciertos agregados no celulósicos y la detección de impurezas accidentales pueden colaborar con indicios en esta tarea.

imagen-03-copia

La edad absoluta de un documento (antigüedad real) es un problema que difícilmente pueda resolverse por métodos analíticos u observaciones microscópicas, sino más bien por medio de deducciones que a veces resultan un tanto artificiosas.

En documentoscopia existen variables que permiten comprender por qué dos documentos, uno guardado en un lugar oscuro y otro expuesto a la luz, el aire y la humedad, muestran en poco tiempo una notable diferencia.

En estos casos, el experto se limitará a señalar que la similitud del comportamiento de las fibras aconseja suponer que los documentos son contemporáneos o no.

imagen-02-copia

Por otro lado, se ha de considerar que, normalmente,  el perito no conoce las condiciones a que ha estado sometido el papel sobre el que se asienta el escrito, como el grado de humedad, circunstancias de almacenaje y otras muchas cuestiones.

Aunque a través de los años se han descrito otros métodos para establecer la edad relativa de un documento (la condición del papel, las marcas de agua, la fecha de presentación más los defectos mecanográficos, instrumentos de escritura y cambios en formularios impresos, etc…), la tinta todavía mantiene un lugar de privilegio a la hora de medir el paso del tiempo.

Elementos adjuntos a documentos pueden también ser relevantes en relación con la edad. Broches, clips y cintas pueden dejar marcas indicando su presencia durante un lapso determinado.

imagen-04-copia

El papel, como la mayoría de materiales, experimenta algún tipo de degradación natural durante su tiempo de vida. La extensión de la degradación dependerá del material, su entorno ambiental y los mecanismos involucrados.

Se han utilizado diversos términos para describir el deterioro del papel, incluyendo envejecimiento, falta o pérdida de permanencia y durabilidad.

La permanencia se refiere a la retención de las propiedades significativas de uso, especialmente resistencia y color, después de prolongados periodos de tiempo. Está influenciada por factores internos (composición química) y condiciones externas (efectos de luz, calor, contaminantes atmosféricos, etc…)

imagen-05-copia

La durabilidad expresa principalmente la capacidad del papel para cumplir sus funciones previstas durante un uso intensivo y continuado, sin referencia a largos periodos de tiempo almacenado.

imagen-01-copia

<< La edad de los documentos sigue siendo una gran incógnita >>


Deja tu respuesta

Tu dirección de email no se publicará. Los campos obligatorios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.